domingo, 14 de septiembre de 2008

¡Fuera de mi blog!


No nos engañemos: ya nos hemos divertido mucho con la jocosidad y el ingenio con que acostumbro a salpicar estos escritos, pero hasta alguien como yo debe tomar en cuenta cuando hay gente que también está haciendo cosas interesantes. Tómense un rato para darse una vuelta por las webs que a continuación les recomiendo, y vamos reconociendo el hecho de que también hay vida fuera de este blog.
  • Créanlo o no, hubo un tiempo en que tuve cuenta de facebook. Y aunque puedo soltarme hablando mierda del sitio (a fin de cuentas ¿quién no?), la verdad es que lo cerré porque jamás le encontré utilidad alguna. No lo usaba. Nada más con la pornografía y youtube ya tengo dos potentísimas razones para no estar modificando mi perfil de facebook cada dos minutos; pero no me hagan mucho caso, acá hay alguien que lo explica mejor que yo (tampoco se pierdan lo que dice de twitter).
  • Del mismo sitio es este Dan O’ Brien, quien habla por muchos de nosotros al decir lo que quiere de Sarah Palin. Al menos a mí parece haberme leído la mente.

No viene al caso, pero tampoco queda mal.

  • Todos sabemos que uno de los aspectos más importantes a la hora de ser el alma de la fiesta es, sin duda alguna, la playera que llevamos puesta. Nunca olvidaré la ocasión (una de tantas) en que fui el centro de atención, envidiado por hombres y deseado por mujeres, gracias a mi buen tino al elegir para esa noche mi camiseta de “Enrique y Beto son heterosexuales”. Y vaya que es un asunto delicado, porque ni todo el carisma del mundo es suficiente para lucirte cuando llevas puesto ese trapo que compraste al salir del concierto de Rata Blanca (nada contra los fans de este grupo, sólo su mal gusto para vestir… y para escuchar música). Por suerte acá tenemos a Please Dress Me, que viene siendo como el google de las playeras (o más bien el google de tres tiendas que las venden), con excelentes ideas y diseños para vestir como un ganador.
  • Algo que me encanta es visitar los botaderos de DVD’s en supermercados y tiendas especializadas para seguirme sorprendiendo con cada aborto cinematográfico que se encuentra en esos lugares. Tampoco puedo evitar cambiar de canal cuando están pasando el peor de los bodrios serie Z en Cine Mexicano por Cable. Y es que, han de saber, muchas de esas bazofias ocupan un lugar en mi corazón. Gracias a esta práctica me he enterado de la increíble existencia de mierdas como El Clon de Hitler, la cual ahora me arrepiento de no haberme llevado cuando la vi mal acomodada en un estante. Si comparten este tipo de afición (también si no, que igual se van a reír), visiten Cine Cutre, web española dedicada a reseñar lo peor (o mejor, según se mire) del séptimo arte. Por ahí colaboré con una versión extendida de mi crítica a Chabelo y Pepito Detectives.

2 comentarios:

fer dijo...

si, yo compre spinal tap en 20 pesos en la ley :D

rogelio garza dijo...

me quedo con la chica de la foto. está bueno el pie de foto, pero está más buena ella.

y las playeras, qué buen nombre. nomás por eso me voy a asomar. cada playera es una bandera.

saludos!