miércoles, 4 de julio de 2007

Guía fácil para entender al metalero (de Culiacán)


Lo que hubiéramos dado muchos por ver este anuncio en las teles de nuestro país. Acá cuando uno tiene suerte lo enteran de que ya salió el nuevo de Maná.

A mí los jevis me caen muy bien, la verdad. Claro que me refiero a esos que parecen estar en extinción, los que cuelgan su póster de los yudas y llevan en su reproductor lo nuevo de los meiden. Tengo la impresión de que muchos de ellos, o se mudaron de ciudad o se cortaron el pelo y cambiaron las camisetas negras por algo que vaya más con la oficina donde trabajan (luego voy a contar acerca del señor que, dejándome atónito, me preguntó si ya había escuchado a Stryper). Y lo digo porque la generación de metaleros con la que me ha tocado convivir en este pueblo infecto ya no se parece en nada a nuestro tío el que se quedó esperando lo nuevo de Guns n' Roses.
Así que si quieres adentrarte en el mundillo jevi (de Culiacán), discutir con alguno de estos personajes o comprender al greñudo ése que pariste, leer esta guía te será de gran utilidad.

Guía fácil para entender al metalero (de Culiacán)

Los eruditos (de Culiacán) en la materia han tenido a bien dividir todo el rock (es decir, el metal y lo demás) en cinco grupos principales, que explicaré a continuación.

Black Metal. Lo primero que hay qué saber para distinguir este "género" de los demás es que quienes lo interpretan gustan de maquillarse como si de grupos derivados de KISS se tratara, pero ojo, esto no quiere decir que son fans del famoso cuarteto setentero, ya que ellos no escuchan payasadas.
Las letras de sus canciones son de lo más variadas; bueno, en realidad no. Básicamente cantan (más bien gruñen) acerca de adorar a Satanás, vivir en castillos medievales (sin cable ni internet) y llevar un estilo de vida muy vikingo. La música es lo de menos, ya que suena casi igual que el death metal, pero con voces que nos hacen pensar que es el mismísimo Lucifer cantándonos desde el averno. Estas bandas tratan más bien de demostrar que no son ningunos principiantes y que su estilo va en serio, como muestra la fotografía de la derecha. Cabe mencionar que los adeptos a este "género" tienden a llamar "nórdico" a absolutamente todo lo proveniente de Noruega y sus alrededores.
Consejo útil. No menciones a Marilyn Manson si no quieres que se burlen de tí, pues ya es bien sabido que el talentoso cantante no es un verdadero satánico (!).

Death Metal. Casi siempre suena igual que el black metal sólo que aquí las canciones son tan extremadamente provocadoras que van de desgarres anales, ingesta de excremento u otros fluidos corporales, mutilaciones y zoofilia; eso si de casualidad se llega a comprender alguna palabra que suene clara por ahí. Es fácil distinguir los discos de estos grupos por las portadas que muestran fotografías sacadas de periódicos de nota roja, además que los nombres de las bandas siempre aparecen ilustrados con ramas espinosas enmarañadas. Al contrario que sus colegas blackers, no acostumbran maquillarse, pero sí gustan de utilizar sangre y tripas que le dan color y vida a sus shows en el escenario. Quienes gustan de este sonido generalmente son fanáticos de todo lo que tenga que ver con el gore.
Consejo útil. No intentes ser gracioso con el sobadísimo chiste de que el vocalista suena como puerco que va al matadero: ellos mismos ya lo admiten y de hecho tratan de sonar así.

Power Metal. Este es el metal que prefieren los gorditos esos que se la pasan jugando calabozos y dragones en tu escuela. Si la canción dura más de ocho minutos, habla sobre la batalla por la conquista del monte Zoncolan y tiene un solo de guitarra más intrincado que la trama de tu novéla épica favorita, ni lo dudes: se trata de Power Metal. Quienes tocan en una banda inscrita en este "género" sólo se dedican a llevar lo épico del asunto a proporciones ridículas.
Así es como crean canciones tan complicadas que cuando las escuchas sientes que estás jugando al Zelda o viendo la trilogía del Señor de los Anillos, sobretodo las partes donde todos se dan de golpes (aunque no lo creas hay grupos que sólo cantan acerca de la famosa obra de Tolkien). El talento de estos músicos se mide en lo difícil de interpretar que son sus composiciones, y su realización llega cuando ya pueden tocar tal o cual canción de Saratoga o Stratovarius.
Consejo útil. Apréndete bien "La leyenda del Hada y el Mago" (la canción y la leyenda) y jamás, bajo ninguna circunstancia la difames.

Progresivo. Aquí vamos a terminar pronto. Es casi lo mismo que el Power Metal, es decir, le llega al mismo tipo de metaleros por las mismas razones sólo que, salvo la temática de las canciones, aquí hay una diferencia muy notable: las bandas se llaman Dream Theater. No se les puede hablar de Rush ni de Yes, por ejemplo, pues no suenan a metal y por lo tanto no existen.
Consejo útil. Cuando alguien te suelte una frase del tipo "mi banda tiene tintes de progresivo", realmente significa "nuestro baterista ya se sabe la canción de Metrópolis".

Alternativo o alterno (sic). Es lo que tocan Caifanes y Héroes del Silencio, que no pasan de moda y siguen tan vigentes como tomar cerveza. Las dos bandas son de gusto obligado y son los nombres que siempre se deben mencionar cuando se dice la frase "no sólo me gusta el metal, también escucho a...".
Consejo útil. Los grupos que hayan surgido después de la muerte de Kurt Cobain y/o de la disolución de Guns n' Roses no existen.

También está el Metalcore o "cuando los emo se enojan", que es el "género" que sigue cuando los fans de Fall Out Boy descubren que su grupo favorito es algo ñoño. Claro que no se toma en cuenta porque son cosas de niños y los emo (próximamente hablaré de ellos, no crean que se me escapan) deberán ser odiados a muerte por todo metalero que se respete.

Ahora, quien antes de leer esto ya haya tenido un poco de conocimiento y experiencia en el mundillo metalero (de Culiacán) pensará "pero qué idiota éste, se olvida de muchas bandas". Para eso, aquí hago una síntesis de lo que se debe saber de los otros grupos:

- Metallica fue de lo mejor durante los ochentas, pero a partir de los noventa sólo produjeron mierda (lo mismo aplica para todas las bandas de su generación).

- Black Sabbath era el grupo en el que cantaba el viejo ese que ponen en Mtv y que una vez mordió a un murciélago.

- ¡Pantera rifa! (porque mataron a su guitarrista).

- Def Leppard, Motley Crue, Poison y Twisted Sister son homosexuales, así como todo al que le guste alguna canción de estas bandas.

- El Nu-metal nunca existió (aunque muy en el fondo hemos de admitir que nos gustó cuando estuvo de moda y gracias a ese "género" hoy somos metaleros de provecho).

Bien, hasta aquí espero que esta guía les sea de mucha ayuda a la hora de comprender lo que pasa con los metaleros (de Culiacán). Ahora, si quieren empezar a tener contacto (no tan directo, que toparse de golpe con ellos puede causar daños a la salud) y ver cómo se comportan estos personajes pueden inscribirse a los foros de Rocksinaloa, abrir un tema diciendo que el black metal es para jotos (por ejemplo) y divertirse viendo como reacciona la metalerada ante tal blasfemia. Den rienda suelta a su creatividad al momento de provocarlos, les garantizo horas de diversión.


*Dedicado a Symphony of the Night. Sigan derrochando ese talento muchachos, estén donde estén.

1 comentario:

Eva dijo...

Me gusta: Def Leppard, Motley Crue, Poison, Caifanes y Heroes del Silencio...
¿qué tan homosexual soy? Javi después de esto, ¿puedo seguir siendo tu prima?
Jejejeje, saludos, ¿The Lorean que es? (era?)
Muchos besos y échale muchas ganas al trabajo, un saludo para todos, los extraño!!!!

Eva.