lunes, 10 de marzo de 2008

Otras películas "La Película"

Reno 911: Miami. Esta es la que he visto más recientemente. Contra todo el éxito que me imaginé que tendría cuando vi el trailer, acá la sacaron directo al DVD. La historia es sencilla y efectiva: el ya conocido grupo de policías de Reno es invitado a una exhibición de armas en Miami, a la cual no entran por llegar tarde y así se salvan de un virus que algún villano suelta a propósito en el lugar del evento, enfermando a todos los cuerpos policíacos que se encontraban dentro del lugar. Como los asistentes no pueden salir de la sede del evento hasta encontrarse debidamente desinfectados, el cuidado del orden de las calles de Miami es asignado a nuestros héroes. Aquí es donde se sueltan todas las situaciones disparatadas al estilo que ya nos tiene acostumbrados la serie. La película contiene gags muy buenos, además de esas escenas que “engañan” al espectador y que siempre resultan de mucho ingenio. Lo malo es que la sensación de estar viendo un reality que sí logra la serie acá se pierde por haberla filmado en un formato más adecuado para cine, y creo que por la misma razón la aparición de personajes secundarios se nota más actuada y elaborada que lo incidental y espontáneo de cuando los vemos en televisión. También me pareció que la obvia referencia a Tony Montana más bien le sobra, así como el que estuviera involucrado en la trama. De todas formas veo difícil que decepcione al fan de la serie, mas no resulta mejor que ver los episodios normales en televisión. Eso sí, no sé si alguien que no tenga la serie como antecedente y se acerque a la película podrá disfrutarla igual.
Notable: La inclusión de nuevos uniformes y el cameo del grandioso y poco valorado Paul Reubens (Pee Wee Herman).

Street Fighter: The Movie. Vaya manera de cagarse en un videojuego. Estamos ante el Plan 9 From Outer Space de las adaptaciones de videojuegos al cine. Aparecer en esta película es bajo hasta para Van Damme. Y ni qué decir de Kylie Minogue, a ver si ahora se acuerda de su pasado negrísimo. Mi teoría es que los realizadores eran malos para el juego (ya no digamos para hacer películas), a tal grado de odiarlo (seguro preferían el World Heroes), y por ello decidieron vengarse de todos los retadores ante los cuales no duraron ni dos rounds en las maquinitas. Es la única explicación que encuentro para tal tomadura de pelo. Porque el autor de esta bazofia no es alguien que no conocía la historia: lo que se nota a todas luces es que profesaba una profunda aversión hacia ella, sólo comparable a la que se tienen Axl y Slash. Y es que, para empezar, ¿quién le dijo que el protagonista del Street Fighter original es Guile? Honda hawaiano, Chun Li reportera, Ryu y Ken de pareja cómica, Bison volando, el “doctor” Dhalsim: cuando uno ve este desfile de barbaridades lo único que hace es rogar por que alguien detenga la masacre. Por si no fuera suficiente, ya está anunciada otra adaptación llamada Street Fighter: The Legend Of Chun Li, la dirige Andrzej Bartkowiak y parece que será lanzada en 2009. Teniendo como antecedentes de este director infamias de la talla de Romeo Must Die (que no la salva ni Jet Li) y Doom, no es que podamos esperar algo decente, pero mejor que la anterior la hace hasta José Feliciano. Algo curioso es que Van Damme rechazó el volver a salir de Guile, si es que hay qué tener dignidad, oigan.
Notable: El único Ha Do Ken (¡abúket!) que aparece en toda la película, es el peor momento en la historia del cine desde Alejandra Guzmán con su Verano Peligroso.

Power Rangers: The Movie. Antes que nada, quiero decir que los guionistas de la serie trataron a sus primeros fans como el culo. A mediados de los noventa yo, como la mayoría de los niños de mi edad, no me perdía las primeras temporadas que transmitía Canal 5. Es que si tenías entre 10 y 12 años, y no te gustaba una serie que era como si Saved By The Bell se mezclara con Fuerza G, ya no podía gustarte nada en el mundo. Hasta tenían un bueno-malo cool tipo Vegeta, que en las mejores historias nunca pueden faltar. El caso es que después de sacar la película nos retorcieron la trama de la serie con situaciones como los héroes convirtiéndose en niños, Power Rangers Turbo, In Space y toda esa mierda, haciendo que nos resultara más fácil leer la Ilíada que tratar de adivinar de qué iban esos episodios. Muchos dejamos de verla no porque ya no nos interesara, sino por la imposibilidad de seguirle el hilo.
Respecto a la película, lo más importante es que cumple con lo que todo niño fan de la serie quería ver entonces: un malo peor de malvado que los villanos habituales, nuevos personajes, los rangers vestidos de ninja, etc. El problema fue con los robots, y es que bastaron unos años para que tuviéramos efectos más reales en cualquier videojuego. Ahora que si los vemos en estos tiempos, el resultado es de risa loca. Si hasta el puto Mario metálico del Nintendo 64 envejeció con más dignidad. En general creo que funciona como un buen recuerdo para los que fuimos mocosos en los noventas, pero hasta ahí. Si intentamos volver a verla a esta edad, no creo que muchos lleguemos hasta el final. Por más frikis y temerarios que sean algunos.
Notable: La evolución de Skull, que en la película aparece como todo un personaje autónomo, dejando de estar supeditado a lo que dijera su colega Bulk. Y ustedes que no creían encontrar personalidades complejas acá.

3 comentarios:

rogelio garza dijo...

Futa, carnal, ora sí me quedé como el chinito: nomás milando.

no tengo la más puta idea de estas tres pelis que reseñas... creo que me estoy poniendo viejito.

ni dope, me hace falta un up date...

saludoxxx!

The Beam dijo...

Aqui contribuyendo al bigote de vegeta. Un saludo.

Teli dijo...

yo sólo ví la del Street Fighter. La rentamos mis primos y yo y todos bien contentillos porque la íbamos a ver y todos dijimos "qué padre"... pero como que todos pensamos y nadie dijo "qué asco".

Ahí fue donde ví que Raul Julia había muerto... y sí pensé que qué gacho haberse muerto con esa película como su Última película. Tal vez se murió de pena.